top of page
Buscar
  • hana holistic & nutrition

La bioquímica de la Felicidad (parte 1)

¿Sería posible encontrar la manera de fabricar nuestra propia felicidad?, ¿sería posible trascender la creencia que hay algo allá fuera que nos traerá la dicha y alegría que tanto anhelamos?, ¿cómo podríamos acercarnos al ideal de felicidad?


Empiezo este artículo de blog citando una frase que por algún lado leí y tan grabada me ha quedado:

"Todo lo que buscas ya existe dentro tuyo. Lo único que debes hacer es sintonizarte con ello"

Hoy la ciencia nos enseña que las emociones no son más que el producto de múltiples reacciones químicas que ocurren en nuestro organismo. Cada vez que tenemos un pensamiento, producimos diversas sustancias en el cerebro llamadas: neurotransmisores y neuropéptidos, estos últimos viajan por el torrente sanguíneo hacia determinadas glándulas que fabricarán ciertas hormonas que nos conectarán a un SENTIR específico (o sentimiento).


Ejemplo: Supongamos que comienzo a pensar en algún hecho desagradable que me ocurrió en el pasado. En ese instante que conecto con el recuerdo (el cual no es mas que un pensamiento grabado en el cerebro), comienzan a producirse cambios bioquímicos tanto a nivel cerebral como corporal. Las señales que salen de mi cerebro y viajan hacia el cuerpo me condicionarán a RE-VIVIR la experiencia, haciendo que se produzcan las mismas sustancias generadas en aquel momento. En otras palabras, estaré condicionando a mi cuerpo a vivir nuevamente la experiencia y a sentir las mismas emociones pasadas.


"Somos capaces de activar emociones tales como la ira, la rabia, el rencor o la tristeza con tan sólo un pensamiento".

Cuando traemos el pasado al momento presente una y otra vez (constantemente) nos predisponemos a sentirnos de la misma manera, no hay posibilidad de cambio o apertura a lo nuevo porque nos encontramos atascados a experiencias que ocurrieron hace tiempo. Además, mientras mas nos sumergimos en ese circulo vicioso de pensamiento-sentimiento durante tiempos prolongados (meses, años, décadas, etc), condicionamos al cuerpo a generar cierto tipo de adicción a las sustancias químicas producidas y por ende, al producto final de las mismas (emociones). Es decir, podemos volvernos adictos al sufrimiento, la angustia, la ansiedad, la tristeza, etc. Quizás, a veces esta sea la respuesta al por qué nos cueste tanto cambiar.


Entonces, en conclusión uno de los pasos principales para activar la bioquímica de la felicidad es DEJAR DE VIVIR en el pasado y dejar de dar vida esos viejos mecanismos que surgen a través del recuerdo/pensamiento y condicionan al cuerpo a sentir tal cual está pensando, una y otra vez.


Cuando nos estancamos en la energía y hechos del pasado (depresión) o nos preocupamos sobre lo peor que podría pasar a futuro (ansiedad), estamos desechando enorme cantidad de energía (las emociones no son mas que energía, al igual que los pensamientos), energía que podría ser aprovechada para crear una vida mas sana y plena.


"La idea principal de trascender el pasado es conectar con el momento presente y encarar una visión hacia un nuevo futuro: distinto, diferente, fresco y novedoso." En otras palabras seria: "enamorarte más de ese futuro (lleno de sueños y visiones) que de tu pasado.

Al principio, salir de ese ciclo quizás implique un poco de esfuerzo, autocontrol y autoconsciencia, pero con el tiempo, y tras ir deshaciendo esas redes neuronales fijas en relación a los recuerdos del pasado, irá siendo mas fácil liberarnos de dichas estructuras y por ende, de esas emociones que nos impiden avanzar en la vida.


¡Nos vemos en la parte 2!

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page