top of page
Buscar
  • hana holistic & nutrition

NO ENFERMAMOS AL AZAR (hablemos de epigenética)

Mitad del 2022 y somos fieles testigos de cómo el mundo está cambiando, estructuras que se caen y se rompen continuamente. Teorías, dogmas, conceptos en todas la áreas (políticas, sociales, culturales, económicas, etc), sistemas que ya no funcionan (y en consecuencia pasan a ser obsoletos) y no encajan con este mundo que se actualiza constantemente.


Bueno, parece ser que en el ámbito de la salud las cosas también fluyen en constante cambio. Hoy las personas quieren asistir a la consulta con un profesional y que no sólo se les recete una pastilla o tratamiento, quieren saber un poco mas sobre las "causas" y no sólo tapar síntomas y efectos: "quieren sanar de raíz".

En una era de información, la ignorancia es una elección. Hoy el acceso a nuevas oportunidades y opciones se encuentra mas que disponible, y es así como desde mi lugar personal decidí ir un poco más allá de lo convencional.


Debido a ciertas experiencias personales que me tocaron atravesar, experimenté en carne propia los efectos que tienen sobre el cuerpo las emociones, el estrés y los pensamientos (tanto aquellos elevados o constructivos como aquellos destructivos o nocivos).


Y la vida me llevó a cruzarme con ciencias que comenzaron a ampliar mi perspectiva y cambiar el enfoque en relación a temas de salud: epigenética, psiconeuroendocrinología, neurociencias y todo aquello que conecta de forma directa el cuerpo y la mente.


Como resultado de todo esto, me encontré con grandes sorpresas y descubrimientos: la primera es que sólo el 5% de la población nace con alguna condición genética que desenvuelve o condiciona una determinada patología o enfermedad... por otro lado parece ser que el 95% restante enferma debido a causas relacionadas con hábitos y estilos de vida.


Aquí entonces, surge el poder que tiene el "AMBIENTE" o nuestro entorno externo, ya que nuestra interacción y RESPUESTAS al mismo condicionan nuestra salud en gran medida.


Vamos un poco más profundo... y voy a citar el ejemplo de una historia que un amigo me contó alguna vez: un día común y corriente de jornada laboral, un compañero suyo de trabajo (voy a aclarar que ambos trabajaban bajo grandes condiciones de presión y exigencia) concurre a la oficina entusiasmado para contarle a sus compañeros que había tomado la decisión de renunciar e irse a recorrer el país de sus sueños, se le presentó una oportunidad que no podía desperdiciar. Decisión que implica un cambio de vida (y por ende de "ambiente") total.


Lo que más me llamó la atención es que años más tarde, mi amigo me cuenta que tras reencontrarse con su ex compañero de trabajo no podía obviar lo cambiado que estaba (¡para bien!). Literalmente me comentó: "es otra persona...rejuveneció 5 años o más".


Años mas tarde, conocí la "epigenética" y entendí por completo el trajín de esa historia, ¡el ambiente selecciona y activa la expresión genética!. Es decir no somos esclavos de nuestro genes y estos no se activan o desactivan al azar o por "mala/buena suerte". Por el contrario parece que algo los condiciona y los regula... "El ambiente".


Ahora bien, explayémonos un poco mas... si nuestra RESPUESTA al ambiente se manifiesta a través de una determinada "EMOCIÓN o REACCIÓN" no es el ambiente en sí el que condiciona nuestra expresión física (ya que nuestros genes se expresan fabricando proteínas y según la calidad de estas determinamos nuestra salud) sino el "COMO" (a través de las emociones) interactuamos con este.


Entonces estarías pensando, "para mejorar mi salud, mi cuerpo y tener mayor bienestar ...¿debería mudarme de casa, trabajo o país?" No necesariamente (¡a no ser que sea ese tu sueños y/o objetivo de vida!), basta con que MODIFIQUES tu respuesta al mismo, es decir, no sigas reaccionando al mundo y al entorno como habitualmente lo venías haciendo.


Por ejemplo: si siempre te encuentras "reaccionando" al tráfico, a las noticias, a ciertas personas, lugares o condiciones con "enojo, impotencia, insatisfacción, odio, rencor, ansiedad, sufrimiento, etc... estarás condicionando por ende a que tu genética y en consecuencia, tu expresión de salud sea la misma (e incluso empeore con el paso de los años).


Hoy en día está comprobado como las emociones de supervivencia (aquellas que mencionamos anteriormente y están ligadas completamente al estrés o tensión) deterioran nuestras estructuras, funciones y compartimentos corporales" ya que el cuerpo gasta todas sus reservas de energía para mantenerse en ese estado de "alerta o peligro" en lugar de utilizarlas para la "regeneración, reparación y el mantenimiento" (esenciales para sostener el equilibrio y armonía de nuestro organismo).


Concluyamos, muchas veces no será fácil o accesible que cambies tu entorno o ambiente (si puedes y está dentro de tus posibilidades: ¡aprovecha!) aun así, puedes cambiar tu respuesta al mismo, puedes trabajar en mejorar o desarrollar tu inteligencia emocional o tu capacidad de reacción ante cosas, personas y/o situaciones que no puedes controlar y/o cambiar.


Hoy en día existen técnicas (meditación, mindfulness, técnicas de relajación y respiración, yoga, qi gong, etc) que pueden colaborar en que mejores la capacidad de adaptarte a los desafíos de la vida (resiliencia) desde un lugar mas genuino, sin efectos contraproducentes para tu cuerpo y por ende sin necesidad de alterar tu salud (tu mas valioso y preciado recurso).


Y sí, sé lo que estás pensando: no es fácil cambiar (pero es posible, si muchos pudieron ¿por qué no podríamos vos y yo?) el camino es largo... seguramente, pero quién dice que no lo vale? están en juego tu salud, tu vida y tu bienestar. Y puedes empezar de a poco, a tu ritmo con los recursos y herramientas que hoy te acompañen.






37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page