top of page
Buscar
  • hana holistic & nutrition

Tu "corazón", tu tercer cerebro.

¿Sabías que posees una poderosa herramienta dentro de ti capaz de elevarte a un nuevo nivel de vida lleno de plenitud y bienestar sin necesidad de buscar afuera?


Se trata de un poderoso músculo que bombea 8 litros de sangre por minuto y más de 400 litros de sangre en 1 hora cientos de miles de veces al día, por 100.000 kilómetros de vasos sanguíneos. ¿Maravilloso no?. El sistema vascular comprende un 3% del peso corporal.


Resulta ser que el corazón no es meramente un órgano vascular imprescindible para la vida, sino que además es nuestro sitio "mágico", una poderosa brújula, el centro de nuestra intuición y la sede de nuestra grandeza divina dotada de una gran inteligencia.

¿Por qué nuestro tercer cerebro?

En el año 1991 J. Andrew Armour demostró, a través de sus investigaciones que el corazón poseen 40.000 neuronas, un sistema nervioso que funciona independientemente del cerebro, el cual técnicamente fue denominado "sistema nervioso intrínseco cardíaco". Con estos descubrimiento se constató que el corazón posee inteligencia propia y sus neuronas son capaces de pensar, aprender y recordar por sí mismas.


El corazón y el cerebro están conectados a través de vías nerviosas eferentes (descendentes) y aferentes (ascendentes); sin embargo, el 90% de las fibras nerviosas que los conectan entre sí ascienden del corazón al cerebro. En conclusión, podríamos deducir que el corazón ejerce mas influencia sobre el cerebro que el cerebro en el corazón.


Cuando tu corazón, como centro energético está abierto y en conexión con emociones "elevadas" (amor, gratitud, compasión, dicha, alegría, inspiración), cuando te permites sentir y percibir la vida de manera más plena y completa, las señales directas que van desde el corazón hasta una zona determinada de tu cerebro llamada "amígdala" (centro de supervivencia y banco de memoria emocional) silencian la respuesta al estrés, por ende es probable que reacciones menos a factores externos estresantes.


En síntesis, la conexión profunda con este centro, la apertura a nuevas formas de sentir e interactuar con tu corazón, mejora tu capacidad de resiliencia y tu capacidad de respuesta e interacción con el mundo.


Emociones elevadas y sus efectos en la salud

Para analizar esto, citemos un estudio que realizó Dr. Joe Dispenza y su equipo en un grupo de alumnos asistentes a uno de sus Talleres Avanzados Presenciales en Washington, centrado en el “efecto de las emociones elevadas en el sistema inmunológico” (*).


Tomaron muestras de saliva de 117 sujetos de prueba al comienzo del taller y luego volvieron a tomarlas 4 dias después, al finalizar el retiro. De esas muestras midieron los niveles de inmunoglobulina A (IgA), un marcador proteico que indica la salud del sistema inmunológico.


Durante ese taller, les pidieron a los sujetos que buscaran momentos donde experimentaran emociones elevadas tales como: amor, alegría, inspiración o gratitud, durante 9-10 minutos 3 veces al día.


Los resultados fueron sorprendentes: los niveles medios de IgA aumentaron un 49,5%. Los parámetros normales de IgA oscilan entre 37 y 87mg/dL, pero al final del taller, algunas personas mostraban niveles superiores a 100mg/dL.


Al abrigar emociones elevadas durante unos pocos días, sus cuerpos fueron capaces de activar nuevos genes y cambiar su expresión genética (en este caso la expresión proteica del sistema inmunitario).


Algo tan sencillo como entrar en periodos de gratitud, amor, alegría o inspiración durante unos minutos al día puede impactar significativamente en tu salud y en tu cuerpo.

(*)D.Church, A. Yang, J. Fannin et al., “The Biological Dimensions of Transcendent States: A Randomized Controlled Trial”.


Concluyendo

Parece ser que los sitios que pueden llevarnos a vivir una vida con significado, con mayor calidad de salud y bienestar se encuentran más cerca de lo que imaginamos.


No necesitamos buscar nada fuera, ya disponemos de un valioso recurso y regalo de la naturaleza, capaz de permitirnos vivenciar experiencias de alto valor emocional. El corazón es el gran aliado para retomar el camino hacia la plenitud, sólo hace falta que entablemos una relación profunda y duradera con él.


Para cerrar este artículo quiero citar una frase de Dr Joe Dispenza en su libro "Sobrenatural" que dice: " es posible que el cerebro piense, pero el corazón cuando lo conviertes en un instrumento de percepción, sabe".

"El cerebro piensa, pero el corazón sabe"


RECURSOS QUE PUEDEN SERVIRTE PARA CONECTAR CON LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN:

- meditación coherencia del corazón (con introducción) https://youtu.be/Er6P5uVlL48

- 5 minutos para poner en coherencia el corazón: https://youtu.be/rVI9GUQseGI







41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page